Conferencia Internacional del Instituto Schiller

Invitación:


Sábado 19 de febrero, 2022 -- Hora: 10 a.m. (hora del Este de EU)
Por internet -- Con interpretación simultánea al español

REGISTRO, AL FINAL DEL TEXTO

El Instituto Schiller llevará a cabo una conferencia internacional por internet el sábado 19 de febrero, para reafirmar la declaración tan sensata "Una guerra nuclear no se puede ganar; y NO debe librarse" de las cinco potencias nucleares y miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, que afirmaron en una declaración conjunta el 3 de enero de este año. Asimismo, la conferencia va a presentar una solución a la crisis actual: el establecimiento de una nueva arquitectura de seguridad que garantice a todas las naciones el derecho a la seguridad y al desarrollo económico y cultural. Para ello, es urgente un diálogo sobre las causas y las soluciones de la crisis actual.

          En la última semana de enero, el Comando Estratégico de Estados Unidos llevó a cabo el ejercicio Global Lightning para poner a prueba la preparación de las fuerzas nucleares estadounidenses en el marco de un plan de guerra nuclear, operativo desde el 2019, basado en la suposición de que Estados Unidos y la OTAN podrían sobrevivir a un primer ataque nuclear por parte de Rusia o China, y luego tomar represalias, absorber más ataques, tomar represalias de nuevo, etc., durante una confrontación militar.

          El Presidente Putin había anunciado los nuevos sistemas de armas nucleares de Rusia en el 2018, como el misil hipersónico Avangard, el misil de crucero hipersónico Kinzhal, misiles crucero de propulsión nuclear, drones submarinos rápidos y armas láser. Esto supuso una enorme conmoción para el estamento militar occidental.

          Pero el Presidente Putin respondía con esto a las revoluciones de color del 2004 al 2014 y a las llamadas guerras "humanitarias" contra todos los gobiernos que se oponían a que sus propias naciones fueran saqueadas. Son bien conocidos los $5.000 millones de dólares destinados a las ONG solo en Ucrania, que acabaron convirtiéndose en el golpe nazi del Maidán en febrero del 2014, a las mismas puertas de Rusia.

          El 17 de diciembre del 2021, Putin presentó dos proyectos de tratado a Estados Unidos y a la OTAN, en los que insiste en que no se produzca una nueva expansión de la OTAN hacia el este (especialmente hacia Ucrania), y que no se estacionen sistemas de armas ofensivas en las fronteras de Rusia. Ante la falta de una respuesta seria hasta ahora, Putin ha anunciado "medidas técnico-militares" en caso de una negativa definitiva.

          Un experto estadounidense escribió que cree que las "medidas técnico-militares" de Rusia pueden incluir el despliegue de misiles de crucero hipersónicos Zircon en submarinos frente a la costa de Washington, D.C., que, según los expertos rusos, podrían destruir la capital estadounidense tan rápidamente que el Presidente no tendría tiempo de subir al Air Force One para escapar.

          Cada vez son más las personas que se están despertando ante el hecho de que sólo quedan los proverbiales cien segundos antes de la medianoche en el Reloj del Juicio Final.

          Para detener el avance del reloj, hay que abordar las causas de la guerra: 1) La fase final hiperinflacionaria del sistema financiero neoliberal transatlántico; y 2) la fantasía mortal de la casta dominante financiera de la City de Londres, Wall Street y Silicon Valley, de que pueden imponer su "orden basado en reglas" en su eterno mundo unipolar.

          Las causas fundamentales se remontan al cambio de agosto de 1971, que Lyndon LaRouche reconoció muy claramente, cuando Nixon puso fin al sistema de Bretton Woods al abolir los tipos de cambio fijos y allanar así el camino para la maximización de los beneficios especulativos. Esto provocó el creciente alejamiento de las inversiones en la economía física productiva y el desplazamiento hacia la especulación en instrumentos financieros en base a derivados cada vez más exóticos, y ahora el "desplazamiento de billones" de dólares hacia el Nuevo Trato Verde.

          Desde el punto de vista de la economía física, esta política de dirigir las inversiones hacia industrias que tengan la menor densidad de flujo energético posible, representa en última instancia una inmensa destrucción de capital, al igual que las inversiones en la producción militar de sistemas de armamento.

          Demasiada gente está confundida con los valores monetarios, que son contrarios a la riqueza real. Se han hecho la ilusión de que el valor de las acciones de las empresas que se cotizan en la bolsa dice algo sobre la productividad de la economía; lo cual no es cierto.

          El silencio de los mismos círculos sobre la mayor de todas las catástrofes humanitarias, desencadenada por las sanciones occidentales contra Afganistán, en la que un millón de niños están muriendo de hambre y un total de 24 millones
 de personas corren el riesgo de morir este invierno, certifica su total descrédito.

          Algunas voces más sensatas se han pronunciado a favor de una nueva arquitectura de seguridad paneuropea que incluya a Rusia y Ucrania, en un nuevo acuerdo de Helsinki. Sin embargo, teniendo en cuenta la complejidad de la situación mundial, la amenaza a la paz mundial que afecta a todos los Estados y la indivisibilidad de la seguridad de todos, es necesario ir más allá de Helsinki y crear una arquitectura de seguridad internacional que abarque los intereses de seguridad de todos los Estados del planeta.

          Justamente, una propuesta de este tipo se expone en un artículo de reciente publicación escrito por la fundadora del Instituto Schiller, Helga Zepp-LaRouche, titulado "Cien segundos para la medianoche en el reloj del Juicio Final: ¡Necesitamos una Nueva Arquitectura de Seguridad!". Esta arquitectura debe basarse en los principios de la Paz de Westfalia, es decir, debe garantizar los intereses de todos los Estados, y sobre todo, su derecho al desarrollo económico y cultural. Mantener la paz mundial exige la renuncia plena y definitiva de la política maltusiana y el acceso universal de todas las naciones a los logros de los avances científicos y tecnológicos. Este nuevo orden, requisito para la supervivencia de la especie humana, requiere un nuevo paradigma de pensamiento, que debe inspirarse en las mejores tradiciones clásicas de todas las culturas al más alto nivel humanista.

          ¿Quién puede negar que somos una comunidad de destino indivisible?

          Podemos escoger: O dejamos que el reloj marque el tiempo hasta que el último de los cien segundos haya sonado, y entonces no habrá nadie para comentar el resultado; o podemos recordar que somos la única especie creativa conocida en el universo, y forjar nuestro futuro común juntos.

 

PROGRAMA

 

Panel I -- 10:00 am (hora del este de Estados Unidos)

  • ¿Quién y qué impulsa la carrera hacia la guerra mundial? ¿Qué tan cerca estamos?

Moderador: Dennis Speed (Estados Unidos), Instituto Schiller

Discurso de apertura: Harley Schlanger (Estados Unidos), Instituto Schiller: “Que sucede después del día D? ¿Invadirá Rusia a Ucrania?”

Natalia Vitrenko (Ucrania), presidente del Partido Socialista Progresista de Ucrania (PSPU): “El papel de Ucrania en los asuntos mundiales actuales”

Coronel (r) Alain Corvez (Francia), consultor internacional, ex consejero del Ministerio de Defensa y del Ministerio del Interior de Francia: “Evaluación de la situación estratégica; un perspectiva francesa”

Jens Jorgen Nielsen (Dinamarca), ex corresponsal en Moscú para el diario danés Politiken; escritor; director de Diálogo Ruso-Danés, y profesor asistente de comunicación y diferencias culturales, del Niels Brock Business School. “Por qué necesitamos una nueva arquitectura de seguridad”

James Jatras (Estados Unidos), diplomático, ex asesor del liderato republicano en el Senado de Estados Unidos: “La evolución de la OTAN en el período posterior a la Unión Soviética”

Shakeel Ahmad Ramay (Pakistán), economista político: “Propuesta de Imran Khan para que Pakistán medie entre Estados Unidos y China”

  • Período de preguntas y respuestas

 

Panel II -- 2:00 pm (hora del este de Estados Unidos)

  • La forja de una nueva arquitectura estratégica: El acuerdo ruso-chino del 6 de febrero y la perspectiva de desarrollo económico del Puente Terrestre Mundial.

Moderador: Dennis Small (Estados Unidos), director para Iberoamérica de la revista Executive Intelligence Review (EIR)

Discurso de apertura: Helga Zepp-LaRouche (Alemania), fundadora y presidente del Instituto Schiller: “Supervivencia a largo plazo: una nueva arquitectura de seguridad internacional

Dr. Wang Wen (China), decano ejecutivo del Instituto Chongyang para Estudios Financieros; profesor de la Escuela la Ruta de la Seda de la Universidad de Renmin: “El acuerdo entre Rusia y China del 4 de febrero del 2022”

Alejandro Yaya (Argentina), Instituto Civil de Tecnología Espacial (ICTE): “Argentina se une a la Iniciativa de la Franja y la Ruta”

Graham Fuller (Estados Unidos), funcionario de operaciones en la CIA por 25 años, escritor: “La validez del concepto de esferas de influencia”

Dr. Carlos Gallardo (Perú), presidente del Partido Demócrata Cristiano de Perú: “El desarrollo es el nombre de la paz en Suramérica”

Tony Magliano (Estados Unidos), columnista sindicado católico de justicia social y paz: ¡La guerra no es inevitable! ¡Tenemos la obligación moral de evitar que los afganos se mueran de hambre! La necesidad de crear un nuevo paradigma centrado en el ser humano

  • Período de preguntas y respuestas

—————————————

Material de apoyo

 

Para mayor información escribe a [email protected], o a [email protected]


Regístrese con sus datos abajo 👇 y confirme, dando clic en Send RSVP.

(Una vez confirme, recibirá la clave de acceso Zoom en su correo electrónico)

WHEN
19 febrero, 2022 a 10:00 am - 1pm

Will you come?